Agbo Lègba la forma de un niño rebelde o la forma de un anciano lisiado

Agbo Lègba la forma de un niño rebelde o la forma de un anciano lisiado

En la curva de un camino, a la entrada de una ciudad o pueblo, frente a un templo vudú, si te encuentras frente a un montículo de tierra flanqueado por un falo, debes saber que te encuentras en el corazón de la cultura Fon del antiguo reino de Dahomey, actual Benín. Este montículo de tierra, presente en todas partes, se llama Legba, y fueron los Fon que le pusieron este nombre.

El vodou Lègba o Agbo-Lègba se encuentra entre las poblaciones Ewe, Adja, Mina, Fon, de Benin y Togo y entre las poblaciones Yoruba de Benin y Nigeria bajo el nombre de Elegbara, Eshu-Elegbara, Eshu-Bara o Eshu. En el culto vudú haitiano, el dios Legba es venerado en dos formas contradictorias: la forma de un niño rebelde o la forma de un anciano lisiado que camina con la ayuda de un bastón.

El término Agbo significa barrera en el sentido de entrada, umbral o puerta de casas, barrios o ciudades. Como tal, Agbo-Lègba es un baluarte contra los enemigos reales y místicos de la familia, la ciudad o la comunidad. Por extensión, Agbo-Lègba significa el Dios de las fronteras, el camino o la encrucijada.

La leyenda de Lègba.

Según la leyenda, Lègba o Elegba es el último hijo de Mawu y Lissa.

Mawu, el ser supremo, convocó al vudú para enviarlos a la tierra. Lègba se presentó, el primero, sin tomarse el tiempo o la cortesía de traer un regalo, vestido con una simple pluma en la cabeza. Tan enojado quedo Mawu que lo despidió. Abatido, Lègba bajó a la tierra, sin instrucciones, sin un objetivo real. Vagó por lugares desconocidos, sin saber qué hacer. Como conocía los idiomas de los dos mundos, el de las deidades y el de los humanos, aprovechó este vagabundeo y se convirtió en su mensajero.

Otros mitos indican que Lègba podría no ser el último hijo de Mawu, el favorito, al contrario, su primogénito, un niño malformado que habría nacido mucho antes que el ciclo de los niños normales. Sea lo que sea, su venida siempre está bajo el signo de astucia, rapidez mental, inteligencia, desorden. Él siempre viene primero, volando o tratando de robar el lugar de los demás.

La representación de Lègba

En cuanto a la parte visible del iceberg, Agbo-Lègba está representado por masa de tierra con formas más o menos humanas con, a menudo, un falo excesivo. Las representaciones de legba rondan por todas partes. Se les ve en los umbrales de las casas, lugares públicos y todos los rincones de las calles de las ciudades antiguas.

Incluso se puede decir que las representaciones de Legba son la cara fea del vudú con las ofrendas de sangre, aceite de palma y harina de maíz.

Sin embargo, el vodou Lègba del Golfo de Benin es tan diverso en sus materializaciones como en sus atribuciones.

Las características de Lègba.

Agbo Lègba tiene varias características.

– Lègba, vudú de desorden y enojo.

Divinidad del poder, de la fuerza que se desata en la disputa, la discordia, la ira, el asesinato, la guerra, la pesadilla, la locura transitoria, (e incluso) los sueños eróticos »

– Lègba, vudú de malicia.

Él solo busca dañar a los hombres, y debe ser constantemente apaciguado por los sacrificios y las ofrendas.

– Lègba, vudú de inteligencia y astucia.

Lègba a menudo se presenta como una especie de duende con un comportamiento de equilibrio frágil: puede ser muy bromista, pero también está listo para “la peor maldad”, al mismo tiempo, es fácilmente engañado, si sabemos cómo hacerlo, con sacrificios, oraciones o libaciones, y especialmente comida.

Las funciones de Lègba

Además de sus características, las funciones de Lègba son múltiples.

– Lègba, mensajero de hombres y vudú.

Agbo-Lègba es el mensajero privilegiado de los hombres y vodous porque es el único que los comprende a todos, es por eso que no podemos comenzar la libación y el sacrificio a un gran número de vodous sin ofrecer los primeros frutos a Lègba para obtener su ayuda como mediador o intercesor

– Lègba, guardian de la propiedad.

Él es el custodio de las propiedades, lo que explica su instalación frente a las casas y en las encrucijadas, lugares terriblemente abiertos y peligrosos, que tiene la misión de proteger. Protege el camino del peligro.

– Vodou de la generación.

Representado con un falo desproporcionado, es el vudú de la fertilidad o la reproducción, un vudú de la generación que sería “propenso a dar o rechazar niños” a quien quiere.

La ceremonia de Lègba.

En el culto vudú, se admite que todas las cosas felices e infelices suceden por voluntad de Lègba con el permiso del vudú superior. Pero la única forma de evitar esto es darle tiempo, hablar con él, alimentarlo y beber mucho.

Los seguidores de vodou nunca emprenden un largo viaje sin preguntar el camino a Agbo-Elègba, el vudú del camino para que no ocurra ninguna desgracia en el camino.

En general, las ceremonias de Vodou siempre comienzan con las ofrendas a Lègba y su invocación pasa por un elogio.

De todos modos, se supone que Agbo-Lègba trae protección, paz y prosperidad, pero también puede castigar. Es un vudú cuyas características múltiples y contradictorias, tanto en su nombre, en sus formas, en sus atributos como en sus funciones, lo convierten en un vudú singular.

©️ngangamansa.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s