El Anima Sola

El Anima Sola

En el marco de la tradición católica romana, el Ánima Sola, también llamada Alma Desamparada, es una imagen que representa un alma en el Purgatorio. Según una leyenda , en el siglo I vivía en Jerusalén una joven judía llamada Celestina Abdégano, que pertenecía a las mujeres piadosas que tenían por oficio asistir a los condenados. En la tarde del Viernes Santo ―el día en que murió Jesucristo―, le tocó a Celestina subir a la colina Calvario con un cántaro de agua para darles de beber a los que agonizaban en las cruces. Les dio de beber a Dimas y Gestas (los dos ladrones que estaban a ambos lados de Cristo), pero por temor a los romanos no le dio de beber a Jesús.

Fue condenada a sufrir la sed y el calor constante de las llamas del Purgatorio hasta el fin del mundo, momento en que será liberada y enviada al Paraíso. Esta ánima es conocida por ser muy agresiva y dañina, ya que causa daño a las personas, en sus ataques de ira y descontrol es capaz de dañar, arañar, lastimar e incluso mover cosas de forma psíquica. También se dice que cuando las peticiones no son cumplidas por parte de los devotos, el Ánima Sola aparece en sus múltiples formas tenebrosas para cobrar todas las deudas.

Es invocada tanto para el bien como para el mal. Quienes piden al Ánima Sola un favor deben pagar su promesa al pie de la letra, tal cual lo ofrecieron si concedía la petición, ya que ella puede ” vengarse ” de quien le deba un pago.

Oración de anima sola

Oye , mortal , el lamento de un alma aprisionada , sola , triste ,

abandonada en este oscuro aposento

Anima mía , Anima de paz y de guerra ,

Anima de mar y de tierra ,

deseo que todo lo que tenga ausente o perdido

se me entregue o aparezca

¡ Oh , Anima la más sola y desamparada del purgatorio ¡

Yo os acompaño en vuestro dolor

compadeciéndoos al veros gemir y padecer

en el abandono de esa dura y estrecha cárcel ,

y deseo aliviaros vuestra aflicción ;

ofrendaos todas aquellas obras meritorias ,

y he pasado , paso y he de pasar en esta vida

para que paguéis vuestras culpas a Dios ,

y alcancéis su gracia esperando me haréis el gran beneficio

de pedirle que dé a mi entendimiento la luz necesaria

para que yo cumpla su Santa Ley ,

amándole sobre todas las cosas como a mi único y sumo bien ,

a mi prójimo como a mi mismo ,

pues así mereceré de su “ Divina Majestad “ y misericordia infinita

mi salvación .

Amén

©️ngangamansa.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s