Los Bakulu, los Matebo y los Nkita

Los Bakulu Los Matebo y Los nkita

Lo que llamamos “espíritus” es para los Bakongo seres humanos que, después de su muerte, subsisten en otros cuerpos del hombre. Solo queda el bisimbi, sobre el tema de su naturaleza y del origen. Algunos piensan que jamás fueron hombres, otros piensan que son hombres del agua como nosotros somos hombres de la tierra.

Los Bakulu

El primer grupo de espíritus se llama Bakulu. Este categoría se compone de miembros fallecidos de la kanda o clan. Viven bajo tierra cerca de bosques y y cursos de agua,  y forman pueblos similares a los de la maleza: hombres y mujeres, jefes y súbditos viven allí organizados. Gracias a su buen entendimiento, disfrutan una feliz existencia.

No todos los miembros de la familia son Bakulu después de su muerte. Para ser admitido como nombre de ancestros deben haber obedecido las leyes, no haber sido declarado culpable de robo, ni de libertinaje, ni peleón , ni iracundo, y no haber estado involucrado en brujería. Los Bakulu nunca admiten en sus aldeas a bimpumbulu o criminales. Por otras razones siguen siendo su secreto, los ancestros a veces niegan a otros difuntos de la kanda.

Los Matebo

A este nombre responde la mayoría que, después de su muerte, no son recibidos por los Bakulu,  entre otros bribones, magos y brujas. El tebo es generalmente pequeño y muy feo. Su piel es ceniza, tiene un largo cabello rojo y desprende un olor nauseabundo. Los matebo construyen sus chozas en el bosque cerca de manantiales o arroyos. A menudo  en la caída de la noche, salen de su guarida para ir, a través de las aldeas, a robar pollos y cabras, incluso telas y otros objetos . A veces atacan al hombre que encuentran en un camino desierto, golpeándolo con fuerza y, si pueden, lo arrastran a su guarida para devorarlo.  La carne humana es para estos seres malvados lo que el el cerdo es para los Mukongo, el plato elegido. También en las leyendas donde interviene el matebo, constantemente llaman a los hombres con el nombre de cerdo. En la noche el matebo merodea por los pueblos, prefieren descansar en el monte en el bigeti (planta endémica del África tropical. Es un árbol pequeño que puede alcanzar los 10 metros); muchos son los negros quienes afirman haberlos visto allí, encaramados como monos.  Una bestia que se agita en la oscuridad y hace ruido con el follaje, un insólito escándalo que despierta a los dormidos, una pesadilla que les hace levantarse , todo esto toma para ellos el aspecto de Ebo.

Los matebo tienen un papel que desempeñar en el fetichismo. Algunos Nganga tienen nkisi a través de los cuales se pueda ver matebos. Otros poseen nkisis influenciados y habitados por un espíritu-matebo, estos últimos sirven generalmente para cumplir alguna mala acción.

Los nkita o bankita

Los bankita son hombres que han sufrido una muerte violenta. Los principales entre ellos son los “primeros antepasados” que perecieron por la guerra, el asesinato o el suicidio. Están divididos en tres clases. El primero y más poderoso incluye a los héroes caídos en la batalla. Su líder se llama Na Ngutu. Al segundo pertenecen las mujeres asesinadas con puñaladas. Ma kiela está a la cabeza. La tercera clase reúne a todos los demás, que fueron asesinados o se suicidaron, su líder es Dinganga.

Los bankita son blancos y muy fuertes. Los bosques vírgenes y los ríos son su dominio. A menudo se acercan a las aldeas, especialmente en la estación seca, y devoran con avidez las frutas maduras que encuentran en su camino plátanos, frutas kilolo, mafulata, mbungumbungu, etc. A veces aparecen bajo la apariencia de murciélagos (ngembo) o golondrinas (mindala-ndala). Cuando los viejos ven estas aves, permanecen ocultos, escupen en el suelo mientras están a la vista y susurran aparte: “Bayaya balutanga ou bankita balutanga, son los espíritus de los ancestros, o los bankita que pasan”. También se cree que un hombre asesinado voluntariamente o imprudentemente se convierte en un kimpi ou mwanangembo (una especie de murciélago ).

Los Bankita juegan un papel muy importante en el fetichismo. Pueden ser invocados por el médico brujo llamado nganga nlaba (La nlaba es una calabaza que contiene el nkisi utilizado para este propósito). Los bankita habitan o animan una gran cantidad de nkisis muy poderosos, entre otros los nkisi-kimpasi,  por el cual mueren y resucitan los miembros de esta secta secreta. Mueren de muerte-nkita y resucitan hombre-nkita. Existen otros fetiches que pueden convertir a alguien en un hombre-nkita y que se llama nkisi mi nkita. Estos son Kivunda, Nkwete, Mfumu Masa, Malavi etc. Quizás también haya alguna conexión entre el nkita y la consagración o instalación de jefes en la región de Nsele; de hecho, antes de ejercer sus funciones, se retiran por un tiempo en el bosque, realizan ciertos ritos y danzas frente al binkita (este nombre designa una pequeña caja que contiene los restos de los antepasados).

©️ngangamansa.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s