Ndebele un pueblo donde el castigo no existe

Ndebele un pueblo donde el castigo no existe

Los ndebele son un grupo étnico africano que vive en Sudáfrica y Zimbabwe. Los Ndebele son conocidos por su talento artístico, en particular con respecto a sus casas pintadas y de colores. Poco se sabe acerca de estas personas, excepto que provienen de las grandes tribus Nguni que constituyen casi dos tercios de la población negra en Sudáfrica. Creemos que el Ndebele viajaron desde su región natal de Transvaal y se establecieron cerca de Pretoria en el siglo XVI. La rivalidad entre las familias obligó a un grupo de Ndebele a ir más al norte a Zimbabwe. Entre los grupos que se quedaron en Sudáfrica, Manala y Ndzundza, son estos últimos quienes han desarrollado sistemas abstractos de casas pintadas que son reconocidas mundialmente como Ndebele de Sudáfrica.

Los ndebele eran guerreros formidables que a menudo reclamaban pequeños territorios y los asimilaban a la sociedad ndebele. Siguieron matrimonios mixtos y se produjo un intercambio cultural. Se cree que la estructura de la casa y las estrategias de pintura de las primeras casas Ndebele se adoptaron como resultado de estas relaciones. Según algunas fuentes, el Ndebele sufrió una horrible derrota en una guerra contra los colonos de habla holandesa (los bóers) justo antes del comienzo del siglo XX. Forzados a una vida de opresión, las personas comenzaron a usar símbolos expresivos Ndebele para comunicarse en secreto con los demás. Estas pinturas se han convertido en una expresión tanto de resistencia cultural como de continuidad.

Los murales todavía son realizados por mujeres, y esta tradición y estilo se transmiten en las familias de generación en generación por las madres. Una casa bien pintada indica que la mujer es una buena esposa y madre. Ella es responsable de pintar puertas exteriores, paredes frontales, paredes laterales y, con mayor frecuencia, también paredes dentro de su casa.

Las creencias tradicionales se centraron en un dios creador, Zimu, y espíritus ancestrales (abezimu). Los espíritus ancestrales descontentos causan enfermedad, desgracia y muerte. Los practicantes tradicionales (iinyanga e izangoma) actúan como mediadores entre el mundo pasado y el presente y todavía son consultados con frecuencia. Se cree que los brujos (abathakathi o abaloyi) usan familiares como el conocido enano “babuino” (utikoloshe), especialmente en casos de celos hacia los triunfadores en la comunidad en general. Tanto las mujeres como los hombres se convierten en sanadores después de un período prolongado de internado con practicantes existentes.

La iniciación en la pubertad domina la vida ritual en la sociedad Ndebele. La iniciación de las niñas (iqhude o ukuthombisa) se organiza de forma individual, dentro de la granja. Implica el aislamiento de una niña después de su segunda o tercera menstruación en una casa existente en la granja, que es preparada por su madre. El período de aislamiento de una semana termina el fin de semana, cuando hasta doscientos parientes, amigos y vecinos asisten al ritual de presentación. La ocasión está marcada por el sacrificio de vacas y cabras, cocinar y beber cerveza tradicional (unotlhabalala), canto y baile, y la presentación a gran escala de regalos (ropa y artículos de tocador) a la madre del iniciada. A cambio, la madre de la iniciada presenta grandes cantidades de pan y mermelada a los asistentes. La noción de reciprocidad es prominente. Durante el iqhude, las mujeres cantan, bailan y exhiben trajes tradicionales mientras los hombres permanecen espacialmente aislados del patio frente a la granja.

La iniciación masculina (ingoma o ukuwela), que incluye la circuncisión, es un ritual colectivo y cuadrienal que dura dos meses durante el invierno (abril a junio). La noción de reglamentación cíclica es prominente: los iniciados en la etapa postliminal reciben un nombre de regimiento de la supremacía, y es este nombre con el que un hombre Ndebele se identifica de por vida. Los Ndzundza-Ndebele tienen un sistema de quince de esos nombres que se utilizan durante un período de aproximadamente sesenta años. El ciclo se repite en estricto orden cronológico. Los Manala-Ndebele tienen trece nombres.

La dimensión numérica de la iniciación masculina Ndebele no tiene paralelo en el sur de África. Durante la iniciación de 1985, se iniciaron unos 10,000 jóvenes y, durante 1993, más de 12,000. El ritual es controlado, instalado, oficiado y administrado por la casa real. Está descentralizado en una amplia área dentro del antiguo KwaNdebele, tanto en áreas rurales como urbanas (municipios). Los jefes regionales  son asignados para supervisar todo el proceso ritual durante el período de dos meses, que involucra nueve rituales seccionales en emphadwini (logias en el campo) y emzini (logias en la granja).

Una sociedad donde el castigo no existe. Para los Ndebele, el hecho de que todos los hombres en esta tierra son buenos es obvio. Según ellos, todos buscamos amor, seguridad, felicidad y paz. Si esto nos parece muy idealista, este postulado le permite a esta tribu manejar los conflictos y las faltas cometidas por sus miembros de una manera notable. Cuando uno de los Ndebele comete un error, el resto de la comunidad interpreta esto como un grito de ayuda y un obstáculo en el camino hacia la amabilidad. Durante dos días, rodearán al “desafortunado” y hablarán con él de todas las grandes y hermosas cosas que ha hecho en el pasado. Por lo tanto, mejorarán tanto como sea posible el sujeto perdido momentáneamente. De esta manera, le permiten reconectarse con su verdadera naturaleza y reintegrarse al grupo. No es necesaria una sanción. La reintegración social es inmediata. Esta acción positiva amplía una gran brecha entre nuestra justicia que se basa en el miedo a renunciar a nuestra libertad (temporalmente o no) y su proceso de arrepentimiento y perdón. Una práctica que da pie a la reflexión …

Para concluir, permítanme presentarles el saludo del Ndebele, también lleno de humanidad: Cuando decimos hola, dicen “sawubona”: te aprecio, te respeto, eres importante para mí. La respuesta es “sikhona”, así que existo para ti.

©️ngangamansa.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s