Palo Monte La fiesta de los muertos

El adivino consultando sobre la causa de una enfermedad a menudo indica, además del nkisi insatisfecho, otra causa de la enfermedad: los Bakulu, los antepasados ​​exigen ceremonias funerarias más solemnes.

El anciano del clan convoca entonces a los otros ancianos y discute con ellos qué hacer. Si están de acuerdo, se fija la hora de la gran fiesta de Bakulu y, en primer lugar, el día de la primera entrevista con ellos en el cementerio. La ceremonia incluye tres actos bien diferenciados:

1° La advertencia dada a los Bakulu, que los honores reclamados les serán otorgados, siempre que devuelvan la salud a los enfermos y la prosperidad al clan.

2° La presentación de las cabezas de ganado menor que se sacrificarán en esta ocasión y la determinación del día de la ceremonia.

3° La solemnidad misma.

LA ADVERTENCIA AL BAKULU

El anciano va al cementerio con la gente de su linaje, llevando allí cinco platos y cinco calabazas rellenas de vino extraído de flores de palma. Llega a la tumba de su antecesor, el anciano se pone de sentadillas y se dirige en estos términos para todos los bakulu:

Si lutadi, beto di twisidi kuku, Beno ba mbuta lutusisa. Bu lukala kimoya, bu lutelele, nde : Ngeye usidi, ye kanda dikusadidi, Mbongo bantu toma sungama. Kansi bubu bu tusala beto, Nsi kubela, zulu kubela …

Ustedes, los ancianos, que nos dejaron en el clan, miren el motivo que nos trae aquí. Cuando estaba vivo, me dijiste: Tú, quédate con el clan, y el clan te ayudará, La riqueza humana, cuídala bien. Pero aquí, donde habitamos, la tierra está enferma, el cielo está enfermo …

PRESENTACIÓN A LOS BAKULU DE LOS ANIMALES DESTINADOS A LA FIESTA

Para este segundo acto son convocados los padres por matrimonio y todos los adultos nacidos en el clan. Esta convocatoria, sin embargo, solo tiene lugar si el bakulu ha devuelto la salud a la persona enferma y si los animales comprados en el día de la fiesta están en buenas condiciones.

En el día señalado se va al cementerio; los jóvenes traen allí los pollos, las cabras, los cerdos destinados a la fiesta. El anciano del clan luego se agacha frente a la tumba de su predecesor y habla:

Tala bi bima, ba mbuta, Isi songa bi nkinsi. Beno bu lusa, nde : beto ka tuziama ko. Kansi bu ntangu yiyi mana igoga mono luwidi mo; Bitwisi mpi biwidi butuka, Bana ba bakento mpi ye baleke bawidi kikodila …

Vosotros los ancianos, mirad estos animales destinados a vuestra fiesta. Dijisteis: el resto de nosotros no tenemos un entierro apropiado. Pero escuchaste lo que te dije; Nuestra cría ha prosperado, las mujeres y los niños están bien…

Luego, el anciano vierte dos calabazas de vino sobre las tumbas y también distribuye los trozos de nueces de cola a cada uno de los bakulu. De vuelta en el pueblo, se organizará una pequeña fiesta para dar la bienvenida a los padres por matrimonio y a los “niños” nacidos en el clan. Así saludará el anciano a la congregación:

Mono ntumu ilusidi Mu diambu di nkinsi ututuma ba mbuta; Beno besi kanda bu lulungidi gaga, Bu tuna kiyeka mbote. Kansi bubu bu ludia nsusu, Bu lunwa nsamba…

La razón por la cual te convoqué, es que quiero celebrar la fiesta ordenada por los antepasados. Ahora estamos completos, Estamos en circunstancias favorables. El pollo que comes, el vino de palma que bebes…

Entonces se bebe el vino de palma , luego los padres por matrimonio y los hijos del clan, después de haber agradecido y prometido volver, regresan a casa.

LA SOLEMNIDAD MISMA

A partir de la octava nsona empiezan a llegar los parientes por matrimonio con sus tambores; en la décima nsona, los tambores están completos. A la llegada del primero, comienzan los bailes; continuarán hasta la partida del último, es decir, tres veces cuatro días. Cuando todos los parientes y todos los invitados están reunidos, el anciano proclama las leyes y prohibiciones: Habéis venido a la fiesta, hombres y mujeres, que no haya contiendas entre vosotros. El marido que despojó a su mujer, debe pasar la noche con ella. Que el que no tiene mujer, No tome la de otro…

El festival dura una semana con bailes y banquetes, y especialmente con bebida de vino de palma. Todos los miembros del clan, padres e hijos, y parientes por matrimonio vienen, en grupos, a traer las contribuciones fijadas por la costumbre del clan. Reciben a cambio carne, vino de palma y pan de mandioca. Cuando todos han pasado, se cuentan las ganancias y pérdidas, se compran platos y cajas de pólvora, luego se limpia el cementerio para la ceremonia final. A partir de la tarde, se empieza a hacer hablar al polvo. Se disparan muchas salvas y las trompetas de marfil y los tambores «masikulu» resuenan durante toda la noche. Por la mañana, el ruido comienza de nuevo, mientras el anciano y todos los miembros del clan se dirigen al cementerio.

El va a verter vino de palma sobre las tumbas, y sus compañeros colocan sobre los montículos, o bien cuelgan de las ramas dispuestas alrededor, platos y un juego completo de utensilios. Cuando terminan estos preparativos, el anciano se dirige al bakulu por última vez:

Luwete, beno ba mbuta, Ba luyend Lunsisa, isala gana kanda…

Escuchen, ustedes, nuestros mayores, ustedes que se fueron y me dejaron con el clan…

Parece superfluo señalar la belleza de la prosa de los jefes Bakongo. Si los discursos son un poco largos, los oyentes, hombres o espíritus, no se quejarán. Saborean con deleite este lenguaje sonoro y cadencioso, musical y de sílabas suaves, donde los pensamientos fluyen límpidos en un paralelismo sin investigación. Las fórmulas, herencia ancestral, son estereotipadas, pero su disposición es obra de cada uno, dóciles al soplo de la inspiración. Esta preocupación estética por el lenguaje bello crea artistas del verbo, donde la leyenda ha inventado salvajes o degenerados. Pero lo que importa sobre todo notar es la actitud de nuestro pueblo hacia sus antepasados. Sentimientos de dependencia y súplica humilde, expresiones familiares y confiadas, con algunos mandatos hábiles aquí y allá, e incluso citaciones que bordean el no conceder los favores solicitados.

Compare estas oraciones con los encantamientos de los nkisi, y verá la diferencia entre el culto a los antepasados ​​y el fetichismo.

SE HAN RECORTADO LAS ORACIONES, ES UN SECRETO SOLO ACCESIBLE A LOS MIEMBROS

©️ngangamansa.com

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s